domingo, 25 de febrero de 2018

ACCION CATOLICA ES MISION CON TODOS Y PARA TODOS


Santos de la época moderna con historias fascinantes

Los santos tienen vidas fascinantes, por lo general caracterizadas por grandes actos de generosidad y amabilidad.

La Madre Teresa de Calcuta, fascinada por la vida religiosa desde niña, fundó la orden de las Misioneras de la Caridad, una organización religiosa católica que dirige hospicios y casas para persona en extrema pobreza, muchas con enfermedades tan delicadas como el SIDA, pasó gran parte de sus años cuidando a los niños más pobres en India. Fue canonizada el 4 de Septiembre de 2016


Juan XXIII, conocido como el Papa Bueno, visitaba a los débiles y a los enfermos; revolucionó la forma en que los Judíos eran vistos, creó el concejo conocido como CONCILIO VATICANO II - Canonizado en abril de 2014


Juan Pablo II, el segundo Papa con mayor cantidad de años al servicio de la Iglesia en la historia moderna, ayudó a terminar los gobiernos comunistas en Polonia y Europa; visitó 129 países; tenía como objetivo darle un lugar importante y especial a la Iglesia, mejorando las relaciones con otros países a través de su trabajo; conocido por las grandes Jornadas Mundiales de Jóvenes. Canonizado en abril de 2014.

Gianna Beretta Molla, nacida en una familia católica devota, miembro de ACCION CATOLICA; descubrió que tenía un tumor fibroso en el útero durante su tercer embarazo y sacrificó su propia vida para que su bebé pudiera nacer; fue canonizada en mayo de 2004

“Cuando fui joven, yo también sentí la beneficiosa influencia de su ejemplo y, como estudiante, estaba impresionado por la fuerza de su testimonio", afirmó San Juan Pablo II sobre el joven beato y deportista, Pier Giorgio Frassati.
Miembro de la ACCIÓN CATÓLICA, el Apostolado de la oración, la Liga Eucarística y la Asociación de jóvenes adoradores universitarios. San Juan Pablo II lo beatificó en 1990 y destacó que “él proclama, con su ejemplo, que es ‘santa’ la vida que se conduce con el Espíritu Santo, Espíritu de las Bienaventuranzas, y que solo quien se convierte en ‘hombre de las Bienaventuranzas’ logra comunicar a los hermanos el amor y la paz”.


miércoles, 14 de febrero de 2018

ACCIÓN CATÓLICA ES MISIÓN CON TODOS Y PARA TODOS



Desde la JUNTA NACIONAL DE ACCIÓN CATÓLICA COLOMBIANA, elevamos un saludo especial en este tiempo de CUARESMA a todas las sedes diocesanas, desde donde con nuestros carismas asumimos la misión evangelizadora con alegría y generosidad.

Hemos querido sentirnos cada vez más cercanos, fortaleciendo nuestro proceso de crecimiento; confirmando nuestra "ruta a seguir": Acción Católica es misión con todos y para todos; invitándolos a todos a sentir como propias las palabras que nos ha dejado el Papa Francisco en su peregrinar por Colombia; mirando con misericordia a los excluidos, entendiendo que todos somos Hijos de Dios y todos somos importantes; Colombia necesita que vivamos con un corazón más dispuesto, más humano donde no haya espacio a la indiferencia y logremos tocar a Cristo en nuestro prójimo. Vayamos a cada rincón, vayamos más allá.

Acción Católica nos ha enseñado a trascender, a ser solidarios y a mantener unidos nuestros corazones con el de Cristo; llevemos a la periferia la buena nueva de reconciliación con nosotros mismos, con Dios, con nuestros hermanos y con la creación entera.

Esta cuaresma sea, el inicio de un gran momento para nuestra ACCIÓN CATÓLICA

Muchas gracias.
JUNTA NACIONAL 2017 - 2019

martes, 13 de febrero de 2018

RETO CUARESMAL - ACCIÓN CATÓLICA 2018




















 











































































Hemos iniciado este camino de Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, que señala para nosotros el camino de la conversión. Este recorrido de cuarenta días nos va preparando progresivamente a la Pascua de Nuestro Señor Jesucristo, que padeció, murió y resucitó para nuestra salvación. Preparemos  solidariamente para este camino de conversión por medio de la oración, el ayuno, la limosna, reconciliándonos con nosotros mismos, con Dios, los hermanos y la creación entera, a través del sacramento de la confesión y por medio de las obras de misericordia.






miércoles, 7 de febrero de 2018


Comenzamos un nuevo año con particulares retos en cada Diócesis donde desarrollamos con ardor nuestro apostolado  y  es nuestro interés  participar en la vida de la Iglesia, ejercitando los  carismas propias de Acción Católica; movidos por la alegría propia de cada uno de nuestros miembros, alcanzaremos las metas trazadas apoyando la misión de la Iglesia; y vivir las grandes iniciativas pastorales de nuestro Santo Papa Francisco. 

En el marco del II Congreso Internacional sobre Acción Católica, celebrado en Roma en Abril 2017, el Papa Francisco realizó una síntesis programática para vivir nuestro carisma hoy, en medio de los no pocos desafíos del presente, con el lema ACCIÓN CATÓLICA ES MISIÓN CON TODOS Y PARA TODOS, siendo este llamado, la ruta a seguir para un mayor servicio y compromiso con “la dulce y confortadora alegría de evangelizar” durante estos años venideros.

El Papa Francisco nos ha dicho que es vital renovar y actualizar el compromiso de la Acción Católica para la evangelización, llegando a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, a todas las periferias existenciales, de verdad y no como una simple formulación de principios. Esto implica replantear sus planes de formación, sus formas de apostolado y hasta su misma oración para que sean esencialmente, y no ocasionalmente, misioneros. Abandonar el viejo criterio: porque siempre se ha hecho así. Hay cosas que han sido realmente muy buenas y meritorias que hoy quedarían fuera de contexto si las quisiéramos repetir.

La Acción Católica tiene que asumir la totalidad de la misión de la Iglesia en generosa pertenencia a la Iglesia diocesana desde la Parroquia, lo que nos parece valioso desde el punto de vista de asumir nuevos retos que nos hagan ir más allá;  tiene que ofrecer a la Iglesia diocesana un laicado maduro que sirva con disponibilidad a los proyectos pastorales de cada lugar como un modo de realizar su vocación. 

Quiero, dice nuestro Papa Francisco, una Acción Católica en el pueblo, la parroquia, en la diócesis, en el país, barrio, en la familia, en el estudio y el trabajo, en lo rural, en los ámbitos propios de la vida. En estos nuevos escenarios es donde se toman decisiones y se construye la cultura; tienen que popularizar más la Acción Católica; más encarnada, llegando a  hombres y mujeres con un pasado o presente difícil pero que luchan, jóvenes desorientados y heridos. Es un desafío  recibir a todos y acompañarlos en al camino de la vida con las cruces que lleven a cuestas.

«¿Acaso la Acción Católica no debe convertirse en Pasión Católica?». La pasión católica, la pasión de la Iglesia es vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar. Esto es lo que necesitamos de la Acción Católica.

Serán las palabras del Papa Francisco, sus inquietudes y consideraciones las que marcarán nuestra "ruta a seguir"  en nuestro trabajo particular, durante los dos años de fiel actividad en la JUNTA NACIONAL; nos unimos una vez más y por siempre, para vivir un nuevo ardor en nuestro apostolado y cooperar con todos ustedes para trabajar efectivamente sobre los pilares de nuestro movimiento; Oración, Sacrificio, Evangelización, Misión y en comunión con la Iglesia para que nuestro lema particular, “Sentir con la Iglesia”, refleje el amor fiel a Cristo Rey.

Con el corazón dispuesto para alcanzar las metas trazadas en nuestra última Asamblea:
  • Salvaguardar la identidad de la Asociación (CV II – Apostolado Seglar Cap. IV N°20); motivar y fortalecer a todos nuestros miembros para proyectarnos como una Iglesia en Salida con amor misericordioso.
  • Motivar la preparación de líderes con sensibilidad y conocimiento de lo que es ACCIÓN CATÓLICA, para impulsar el pensamiento social.
  • Y desde nuestra misión evangelizadora, propender por la recuperación de valores cristianos desde la familia, proyectándonos con obras concretas

Y con el ánimo firme para hacer de nuestra ACCIÓN CATÓLICA, una verdadera pasión por Cristo, en  misión con todos y para todos.



Martha Lucía Pitta Colmenares
PRESIDENTA NACIONAL
JUNTA NACIONAL - ACCIÓN CATÓLICA COLOMBIANA